Consultorio Estético

+54 (011) 4342-3623 info@myeurbanobsas.com

Radiofrecuencia fraccionada

La radiofrecuencia es conocida por su capacidad de regenerar las fibras de colágeno de la piel, encargadas de mantener firme el tejido.

Esta nueva tecnología entrega energía térmica de forma fraccionada en la dermis profunda, con un impacto significativo pero con una mínima afección de la capa más superficial de la piel. La regeneración se da, entonces, de adentro hacia afuera. Consiste en la más innovadora opción para realizar ablación (micro quemaduras controladas) para la reducción de arrugas y resufacing de la piel de manera fraccional con tecnología de radiofrecuencia.

Cómo funciona

Para entender las tecnologías fraccionadas es necesario imaginar y pensar en los píxeles de una foto. De la misma manera que un cuadro dañado se restaura de una pequeña parte por vez, o se corrige una imagen fotográfica punto por punto, el tratamiento fraccionado mejora la apariencia de la piel mediante miles de pequeñísimos puntos microscópicos.

El aplicador administra energía de radiofrecuencia bipolar por fracciones sobre la piel a tratar. Esta energía provoca heridas microscópicas en la epidermis sin dañar el tejido circundante y a causa de ello se inicia una fuerte respuesta de curación. El tejido menos afectado, que rodea las fracciones de piel tratada, acelera este proceso y ayuda a la recuperación y cicatrización. El resultado es una piel con aspecto más firme y rejuvenecido.

Este tratamiento es propicio para tratar: arrugas finas, flacidez , marcas de expresión y cicatrices de acné. No requiere reposo -aunque la piel se notará enrojecida por un período de 2 a 3 días- y es ideal para tratar procesos intermedios de envejecimiento.

Para qué casos se utiliza:

  • Rejuvenecimiento y resurfacing facial
  • Mejora de la textura y tono de la epidermis
  • Corrección de cicatrices de acné
  • Tensado de piel
  • Reducción de cicatrices
  • Efecto de lifting de la piel
  • Estrías

radiofrecuencia_fraccionada_mye_2Reparar la piel, punto por punto

Tras años de investigación, se descubrió que al tratar la piel por milimétricas fracciones, la respuesta biológica de curación resultaba ser mucho más rápida y que, por lo tanto, el tiempo de recuperación del paciente se reducía drásticamente. Este gran avance permitió que se desarrollaran nuevos tratamientos anti-age mucho más atractivos a los ojos de los pacientes.

Hoy, gracias al suministro de forma controlada y fraccionada de energía, es posible alcanzar los resultados de los láseres más potentes con el tiempo de recuperación de las tecnologías más suaves. Lo mejor de dos mundos dieron origen a este nuevo Universo Fraccionado.

Este método proporciona una piel más suave y sana al tiempo que mejora el tono, el color y la elasticidad desde la primera sesión. Consiste en la emisión de miles de minúsculos haces, que penetran en la piel a modo de profundas columnas térmicas. Estas columnas se convierten en zonas de micro-lesiones separadas por tejido sano; es decir, por células con capacidad para promover una rápida cicatrización. Éstas empezarán rápidamente el proceso natural de regeneración de tejido nuevo y sano en el lugar de las imperfecciones, renovando la epidermis en aproximadamente 24 horas.